A veces,
es en esas horas de soledad donde una se encuentra a sí misma,
y todos esos sueños que quedaron enterrados emergen como por encanto en el filo de unos segundos mágicos,
florecen de nuevo en todo su esplendor y nos llenan de una extraña felicidad y entonces piensa una que ya sabe por qué vive…

Magia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *