La tarde machadiana

Era  la luz húmeda y gris

en la tarde machadiana

testigo mudo de soledades

reposando en los enveses de hojas secas;

bajo un hálito de silencio

el agua fría de los charcos

dormía el sueño de gorriones muertos

al son de una música nebulosa

que riega la tierra triste

ahogada en el gris

de la tarde machadiana.

Author: admin

Escritora y poeta valenciana. He obtenido premios, tanto nacionales como internacionales como el Voces Nuevas o Nósside, y también he participado en encuentros internacionales de poesía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *