Noticias
Anotaciones
Comentarios

Huyendo del invierno

Levanto ese manto de oscuridad

Que cubre el desamparo

De los seres que me miran a través de los barrotes

En ese desahucio que la vida les preparó

En una trampa de singular sutileza

Y en el camino desandado

Donde las alegrías escondidas quieren florecer de nuevo

Dando a los campos el aire de primavera

Oculto en la tierra mojada

Deshago mi equipaje

Dejo a la lluvia empapar mis soledades

Y recibo la semilla que prenderá en mí

Huyendo del invierno

En las alas de los ruiseñores.

He escuchado la canción del azahar

Entonar sus melodías de abril

Sobre la ciudad, y mi piel

Se dejó acariciar por sus pétalos

Como un renacer de junio

Entre los visillos de niebla

Y el sol ardiente de los mediodías.

Quisiera volver,

Andar por las sendas de antaño

Cuando la primavera se posaba despacio

Sobre el telar de los sueños

Y tejía sin cesar entre las luces doradas de los ocasos

Promesas de futuros y jazmines.

Hoy he visto luces en el horizonte

Y gaviotas que gritan tierra

Cuando las olas se aquietan

Entre los claros del mar.

Y sigo

Escuchando el eco de mil dioses

Que llevan en sus fauces las promesas

Para arrojármelas como ofrendas a los pies.

2 Comentarios a “Huyendo del invierno”

  1. Melancólico y tenue. Un paisaje nostálgico.

  2. Muy motivador a la vez. Me gusta.

Dejar un comentario